La Inspección Termográfica es una técnica que permite a distancia y sin ningún contacto, medir y visualizar temperaturas de superficie con precisión. La radiación infrarroja es la señal de entrada que una cámara termográfica necesita para generar una imagen de un espectro de colores, en el que cada uno de los colores según una escala determinada, significa una temperatura distinta.

La gran mayoría de los problemas y averías en la industria, ya sean de tipo mecánico, eléctrico o de fabricación, están precedidos por cambios de temperatura que pueden ser detectados mediante la medición de temperatura con sistema de termovisión por infrarrojos.

La inspección termográfica va de la mano en el servicio de mantenimiento preventivo en los tableros eléctricos industriales en búsqueda de puntos calientes dados por malas conexiones, falta torque de apriete en bornes de potencia y control, sobre calentamiento de la instalación eléctrica y cables eléctricos por presencia de armónicos, entre otros.